Transcribimos algunos comentarios acerca del grupo y su primer disco.

1. «...una trama es algo preparado con habilidad y hasta con astucia, y lo que es mucho más relevante, cuando estas líneas significan conductas musicales, cuando el estudio, la habilidad, la juventud, la capacidad y el talento (son) trabajados junto a una completa información sobre el qué y el cómo de la música sin falsas jerarquías, se logra –ahora sí- descubrir a este grupo TRAMA, tan idoneamente habilitado para TOCAR MÚSICAS, en una demostración de que todavía se puede encarar nuestra música popular argentina con un enfoque original.»
(EDUARDO LAGOS, pianista y compositor argentino, 1993, comentario para el sobre interno del disco TRAMA TOCA MÚSICAS).
2. «...para los inquietos escuchas, TOCA MÚSICAS es una obra muy interesante, que aborda distintos ritmos populares argentinos con un enfoque original.
Si bien existe un flujo de protagonismos, el trío –que no suena a ningún otro “trío”, lo que en esta música es mucho que decir- se divide los roles básicos en los que el clarinete se hace cargo de las melodías y el piano acentúa rítmicamente, además de colaborar con la guitarra en la elaboración de frases, climas y texturas armónicas...»
(Revista LA CONTUMANCIA, 1996, comentario del disco TOCA MÚSICAS)
 
3. «...fuera de cualquier búsqueda comercial, pero con la inquietud de los buenos arreglos, la mixtura de la composición contemporánea junto a ritmos de chacarera, tango o vidala, este trío instrumental nos entrega un austero pero excelente material (...) (y) sin salirse del marco de la tonalidad, llevan adelante una música tan modulante como cautivante...»
(Revista EL MUSIQUERO, 1991, sobre un demo del grupo).
 
4. «... los temas tienen un desarrollo conciso y coherente, en un repertorio que alterna pasajes rítmicos energizantes junto a momentos de una gran belleza melódica. La delicada exposición en “Corazoncito Puntano” por Gustavo Hunt en clarinete es uno de los momentos poéticos de gran intensidad. La guitarra de Ceccoli está todo el tiempo allí donde hace falta, sosteniendo rítmicamente, creando matices, gestando unísonos y contrapuntos con sumo criterio, en una clara demostración de lo que un instrumentista debe hacer, cuando el sentido global de la música es prioritario. El piano de Bruno mientras tanto hace lo suyo cuando la responsabilidad rítmica no recae sobre él, y está medido y sutil en los teclados, con una genial intervención en percusión electrónica en “El Relamido”...»
(Revista LA CONTUMANCIA, 1996, comentario sobre el disco TOCA MÚSICAS).