_Juan Falú – agosto de 2012
“Querido Claudio,
Para mí es más sencillo escribirte directamente.
La idea de trasladar a un texto la propia opinión acerca de un CD, lo lleva a uno a pensar en ciertas formalidades que, para la ocasión, considero innecesarias.
Quiero decirte que siempre me gustó tu música y tu modo de tocarla.
Este nuevo CD corrobora la apreciación y me deja un par de ideas nuevas: la manera en que fuiste afirmando tu estética personal para que nuestra tierra se haga música y el modo apacible de ese decir musical.
Tocar lindo, componer lindo y entregar sonidos que conducen a la escucha placentera y a esa serena intimidad que solo es compartible con un otro que vibre a la par, es un logro que habla de mucho camino andado.
Te felicito y te mando el mayor abrazo.”
 
_César Angeleri, septiembre de 2012
“Si digo que después de escuchar el material de Claudio me sorprendí, mentiría porque no tenía dudas de su calidad como músico. Sin duda, estamos frente a un intérprete con una identidad melódica y armónica bien definida, sin imitaciones.
No quiero pasar por alto el aporte que significan para nuestra música sus composiciones que manifiestan su conocimiento de las tradiciones pero una mentalidad abierta, libre, sin ataduras.
Lo único que tengo para criticarle, es la vidala “Casi al borde”, me hubiera gustado componerla así, a mí.
No dejen de escucharlo”
 
_Por Mauro Apicella | LA NACION - Domingo 17 de febrero de 2013 | Publicado en edición impresa
Música inclasificable
¨…Claudio Ceccoli es un músico poco conocido pero respetado dentro del ambiente guitarrístico. Y son los que realmente salen a buscar música, en vez de esperar que se la impongan, los que van a disfrutar de su más reciente edición. Ceccoli acaba de publicar Jano , un disco doble que trae, en el primer CD, música nueva y, en el segundo, una serie de piezas que compuso y publicó hace tiempo y que ahora decidió regrabar, quizás al cumplirse 10 años de la salida de su álbum La Sonrisa . Pero las dos tienen en común a la música de raíz folklórica y a una guitarra de ocho cuerdas que es utilizada en la totalidad de su tesitura. Se nota el buen uso que le da en composiciones como "Cielo de octubre". Pero más allá de la técnica -hay músicas como "Guingoso", que seguramente tendrá algo que ver con el brasileño Guinga y que exige cierta destreza, especialmente rítmica, para que suene bien- Jano tiene un plus que lo convierte en un álbum interesante. La composición de Ceccoli no se caracteriza por las aptitudes acrobáticas sino por otra cualidad que Juan Falú describe en la lámina interna de este CD. Ceccoli compone y toca lindo. Y la belleza, en la música instrumental, no es algo que abunde..¨
 
_Vienen sonando – Diario popular - 2 de febrero de 2013
Fiel a su idea de que la música no es un universo cerrado e inalterable sino que por el contrario admite mil lecturas, el guitarrista Claudio Ceccoli agregó una variante a su costumbre de tocar con distintas formaciones. Su nuevo disco, es en realidad, dos distintos: uno con composiciones nuevas y que luego amasó en grupo y otro con versiones solistas de temas que figuran en sus anteriores discos. Naturalmente, en ambos aparece con soberbia sonoridad su guitarra de ocho cuerdas, instrumento que es parte de las razones de su personalísimo estilo.
Tituló Jano al álbum por el dios romano de dos caras, con una que mira al pasado y otra al futuro. Las obras nuevas ofrecen en general un clima más íntimo y melancólico. Es como una calma reflexión luego de un día agitado. Jano 2, en cambio, parece metido en la vorágine, con esa cuota adrenalina, aunque sin que el fuego en acto queme las ideas. En el primer CD -el grupal- está acompañado en la mayoría de los tracks por el contrabajo de Diego Botti y en varios por la percusión de Germán Gómez. Además participan más esporádicamente Fernando Lerman en flauta, Rodrigo Quirós en batería y Javier Cohen en guitarra. En la relectura solista del segundo Jano no está solo. Reaparecen Botti y, en un tema, Suárez y se agregan alternativamente en dos surcos la batería de Leandro Savelón y el clarinete de Gustavo Hunt. Entre tanto material -veintisiete temas- se podrían elegir No hay Ningún Apuro y Aguas Arriba de Jano 1 y La Sonrisa y Ese Dino de Jano 2.
 
 
_Novedades discográficas – Sitio Telam – 17 de febrero de 2013
El compositor y guitarrista Claudio Ceccoli ofrece en el reciente álbum doble una suerte de balance de una década de actividad al combinar, en un disco, 12
nuevas composiciones y, en el otro, 15 versiones diferentes de obras que plasmó en trabajos anteriores.
Una musicalidad amable y un color a tierra que denuncia la raíz argentina del artista son apenas un par de las características salientes de un material donde el protagonismo de la guitarra de ocho cuerdas no anula un fructífero diálogo con los diferentes instrumentistas que toman parte en uno y otro trabajo.
La libertad expresiva que se trasunta en “Jano” y que disimula el diferente carácter de sus dos partes, tampoco ofrece un salto molesto al pasar del registro en estudio a los cuatro temas en vivo que cierran el recorrido.
De entre la producción más reciente –que según cuenta en el libro interno de “Jano” partió de bocetos musicales diarios que urdió durante 2010- destacan la vidala “Casi al borde” y las misturas bosquejadas en “Conurbano”, “Tristezas de esta ciudad” y “Al viento”.
 
_ “Jano”: buen disco de un sólido guitarrista - Ricardo Salton - 13/05/13 - Ambito Financiero
Entre la guitarra clásica y el tango, entre lo serio y lo humorístico, Claudio Ceccoli ha construido una carrera muy sólida. Integrante de
Ofidio Dellasoppa y las Cuerdas Flojas, fue antes creador del grupo Trama. Pero, además, ostenta un sostenido trabajo como
solista; y como tal ha actuado en el festival porteño de tango y editado los discos "La Sonrisa" (2002), "Dos Soles" (2004), "Clown"
(2006), "Trazos circulares" (2007) y "Pliegue del tiempo" (2009).
Este "Jano", que acaba de presentar en vivo en la sala del Fondo Nacional de las Artes, es un álbum aún más ambicioso. Se trata de la unión de dos CDs: el primero, con obras originales siempre en el terreno de lo folklórico y lo tanguero, aunque sin ataduras formales estrictas-, y el
segundo, con recreaciones de composiciones suyas ya incluidas en discos anteriores pero en nuevas versiones.
Y, en ambos casos, sumó algunos tracks de video con registros realizados en vivo.
Una buena parte de todo este muy extenso trabajo está realizado en guitarra sola, un instrumento de ocho cuerdas de sonoridad amplia que Ceccoli maneja con solvencia y la prolijidad de un instrumentista clásico más la frescura de intérprete popular. En varios casos se han sumado otros músicos para completar diferentes formaciones, siempre pequeñas y de tono camarístico: Javier Cohen en guitarra, Fernando Botti en
contrabajo, Germán Gómez en percusión, Claudio Risso, Leandro Savelón y Rodrigo Quirós en batería, Diego Suárez y Fernando Lerman en flauta, y Gustavo Hunt en clarinete.
 
_Jorge García – El Amante – Abril de 2013
CLAUDIO CECCOLI. Jano. Epsa 1494.
Con una trayectoria ya dilatada (su grupo Trama, fue creado en los años 90) y a una década de su primer disco como solista, Claudio Ceccoli ofrece ahora este CD doble en el que, por una parte, realiza una suerte de resumen de su trabajo hasta la fecha (el disco 2 consta de interpretaciones para guitarra solista de obras que ya había grabado en versiones para conjunto) y, por otra, obras nuevas compuestas en el año 2010, incluidas en el disco 1. Intérprete de una guitarra de ocho cuerdas, Ceccoli es un músico que escapa a las demostraciones de virtuosismo gratuito -tentación en la que podría caer con facilidad a partir de su dominio del instrumento- para, en cambio, intentar transmitir la esencia de cada uno de los temas que interpreta. Como, además, es un competente compositor, el resultado es un trabajo plagado de musicalidad. Recurriendo fundamentalmente a ritmos con reminiscencias folclóricas, pero también apelando a los aires rioplatenses y ciudadanos, el guitarrista ofrece un muy completo muestrario de su talento como intérprete y autor de sus obras. Si bien buena parte de los temas están expuestos en su condición de solista, en otros cuenta con la compañía del excelente contrabajista Fernando Botti y Germán Gómez en percusión y ocasionales participaciones de los flautistas Diego Suárez y Fernando Lerman. Quedará a criterio de cada oyente seleccionar sus highligts, de los 27 trabajos presentados, pero lo que es seguro es que es una placa que, para quienes ya lo conocían, ratificará el talento de Claudio Ceccoli y para quienes se aproximen por primera vez a su obra pueden encontrarse con el descubrimiento de un muy atractivo intérprete y compositor.